Uso de PROTECTORES BUCALES para deportistas: 

Mediante el uso de #protectores bucales que se encuentren homologados se pueden llegar a prevenir las lesiones frecuentes, como luxaciones de los dientes y fracturas. Además de evitar las heridas en las zonas blandas.

Los protectores bucales deben usarse en los deportes de contacto como el baloncesto, hockey, rugby o el fútbol.

También los recomendamos en personas que realicen deportes de contacto y  tengan un tratamiento de ortodoncia.

También deberían implantarse en el deporte escolar.

Si bien en el mercado se pueden encontrar distinto tipo de protectores, los más adecuados son los hechos a medida, ya que se llegan a adaptar a la perfección y brindan mejor confort a quienes los usan.

Variedad de protectores bucales

En términos generales podemos dividir a los protectores bucales en tres.

 Estándar: son los modelos prefabricados que se venden en farmacias o tiendas de artículos deportivos. Vienen en diferentes tamaños. La desventaja es que no llegan a adaptarse bien y pueden quedar holgados. No son del todo seguros y pueden provocar un traumatismo dentario. Son los más económicos.

Modelos semiadaptables: también son prefabricados y se venden en comercios de artículos para el deporte y farmacias. Son de un material termoplástico que permiten ser ablandados para adaptarse a cada boca. Cuando el material se ha endurecido se lava y se puede cortar los excesos con una tijera.

Hechos a medida: son los más seguros y cómodos. Los construyen los odontólogos con láminas de vinilo adaptadas al vacío sobre moldes que se obtienen de la boca del deportista. Con ellos se puede hablar y respirar sin ningún problema La desventaja es que son los más caros.

P-Odontología del deporte