Los implantes dentales cortos se colocan para sustituir dientes en pacientes que tienen poco hueso.

El requisito para colocar implantes es que tengas una adecuada altura ósea del reborde alveolar.  Si perdiste tus dientes hace tiempo, es normal que el hueso se haya reabsorbido.

Hasta hace unos años si tenias poco hueso no se podían poner implantes y había que resignarse a usar incómodas dentaduras postizas.

En la actualidad disponemos de varias técnicas para solventar la falta de hueso, como la elevación de seno maxilar, la regeneración ósea o los injertos de hueso, todas ellas requieren tratamientos adicionales, lo que supone más tiempo, intervenciones y dinero.

Para  superar estos obstáculos, en muchos casos, te presentamos los implantes dentales cortos: se considera implante corto todo aquel implante que mida menos de 8,5mm de longitud. Actualmente se fabrican implantes de 6mm, 5mm e incluso 4mm.

Otra ventaja de estos implantes es que disminuyen el tiempo de cicatrización y el postoperatorio al evitar los tratamientos regenerativos.

La intervención para colocar implantes dentales cortos es minimamente invasiva pero extremadamente delicada y requiere gran pericia por parte de tu dentista.

Ponte en contacto con nosotros y buscaremos una solución para tu caso.

 

implantes-cortos-post